Viñas Bodega Hijos de Félix Salas

Bodega Hijos de Félix Salas

El origen de la Bodega Hijos de Félix Salas se data en 1890 en Corcos. Baudilio Salas (padre de Félix Salas) y Abraham Mucientes (padre de Natividad) disponían de viñas y cavas. Después, Félix Salas y su mujer Natividad Mucientes comenzaron a elaborar y ampliar las instalaciones fundando la Bodega Hijos de Félix Salas. Félix Salas Palenzuela comenzó su andadura con su cuñado Julio Mucientes, recorriendo el campo y las viñas que poseía el padre de Félix. Desde niño aprendió a elaborar de forma tradicional el afamado clarete de Cigales de sus padres y abuelos. Ahí, definió su carrera profesional dedicada al mundo del vino. Con el fallecimiento de Julio, Félix Salas empezó a elaborar vino en la bodega de su familia política. Al inicio de la década de los noventa del siglo XX, la Bodega de Félix Salas dio un salto empresarial importante coincidiendo con la creación de la sociedad. En 1989, junto con sus hijos, y para continuar
con el negocio familiar, construye la nueva bodega para la elaboración de tinto, que se amplía después del año 2000 con una nave de crianza. Los hijos Isaac, Felisa, Imelda y Carmen, así como la nieta Inés, han cogido el testigo de Félix Salas para seguir el negocio familiar.

Visitas turísticas:
De lunes a viernes de 10,30h a 13,30h
* Posibilidad de visitar la bodega subterránea

Domingos y festivos: “Wine Kids Corner” Visita destinada a familias con hijos pequeños que quieren disfrutar del mundo del vino. Habrá una titular especializada en el cuidado de niños, mientras los padres pueden disfrutar de una visita a la bodega y degustar un vinno. para familias con niños.
Precio: 5€/ persona (dos niños incluidos gratis) a partir del tercer niño 2€.
(Para grupos. Obligatorio reserva previa)

Datos de contacto: