Viñas en Fuensaldaña

Fuensaldaña

Se la cita por vez primera en el s.XII donde se la cita como “Font de Saldania”, como un asentamiento estable y fortificado.

Durante el siglo XIV forma parte de la merindad del Infantazgo de Valladolid, hasta que Juan II concede su señorío a Alonso Pérez de Vivero, contador mayor del reino que comienza la construcción del castillo que lleva su escudo de armas y es terminado por su hijo Juan I dentro del estilo de la llamada Escuela de Valladolid con doble misión de fortaleza y palacio.

El castillo en 1521 durante las Guerra de las Comunidades fue ocupado por las tropas comuneras. Terminó siendo utilizado como almacén de grano hasta que su propiedad pasa en el Siglo XX a la Diputación de Valladolid que lo cede en 1979 como sede de las Cortes de Castilla y León durante 25 años, para convertirse en un museo.

Del resto de su conjunto arquitectónico, destaca la iglesia parroquial de San Cipriano, de origen gótico. Tiene coro alto a los pies. Portada de medio punto en el lado de la Epístola. Lo más apreciable fue el retablo rococó de Manuel Sierra, destruido en parte al derrumbarse la fábrica eclesial

El Convento de las Monjas Recoletas de la Concepción, fundado por el tercer Conde de Fuensaldaña y su madre, procesada madre franciscana. La iglesia del siglo XVII fue construida en piedra y tapial. Posee una nave entre contrafuertes con bóveda de cañón con lunetos, igual que la capilla mayor. El crucero con cúpula vaída y de cañón en sus brazos y el coro se sitúa los pies.

¿Qué puedes visitar?

  • Castillo de Fuensaldaña
  • Iglesia de San Cipriano
  • El Pilón
  • Cuesta El Cuerno
  • Fiestas patronales de San Cipriano. 16 de septiembre

Datos de contacto: