Exterior Iglesia Quintanilla de Trigueros

Quintanilla de Trigueros Genuinamente Natural

La Concejala de Quintanilla de Trigueros, Maria José Vian, define de modo impecable el pueblo

 

Y así vivimos hoy en Quintanilla de Trigueros, entre suaves colinas en altura donde sopla un aire
limpio y sano, rodeado de pequeños arroyos y campos de cultivo cuyos colores reflejan las
estaciones. Sus habitantes siguen viviendo de la agricultura y la ganadería, junto con un puñado de
vecinos que trabajan en la ciudad. Por eso, aunque contamos con un pequeño pero precioso,
patrimonio cultural y arqueológico, nuestro mayor recurso es el medio ambiental y tradicional.
Quintanilla se mantiene auténtico y natural.

Quintanilla pertenece a la Ruta del Vino de Cigales y se puede llegar andando a través del GR 296
“Senderos del Clarete”, la mejor forma de hacer deporte disfrutando de su paisaje y naturaleza.

Queremos utilizar el turismo como forma de conocer nuestro municipio para que la gente se anime
a quedarse a vivir en él, en paz, tranquilidad y entre la naturaleza. Nuestro objetivo es asentar
población para poder seguir vivos en esta también España vaciada.

Quintanilla de Trigueros pasa desapercibido y sin nada especial, pero, sin embargo, encandila a todo
aquel que tiene la suerte de conocerlo y pasear entre sus campos y callejuelas.

Contamos además con un bar en la misma plaza del Ayuntamiento, lo que hace de esta plaza el
centro social del pueblo. Es allí donde se pueden observar también nuestros murales de la igualdad.

¿Qué puedes visitar?

  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • El Merendero
  • El Caracol
  • Fiestas patronales «La Virgen del Arco». 2 de mayo