La Ruta del Vino Cigales crece un 3,2% las visitas en 2018 sumando en total 14.431 visitantes

El impacto económico del enoturismo en las Rutas del Vino de España aumenta en un 20,5% y supera los 80 millones de euros sólo en visitas a bodegas y museos, según el nuevo informe de ACEVIN. El año 2018 fue un año positivo para el turismo del vino en nuestro país, a pesar del descenso en el número de visitantes, motivado por la baja de dos Rutas dentro del club de producto

La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) acaba de publicar el undécimo Informe Anual sobre las Visitas a Bodegas y Museos del Vino asociados a Rutas del Vino de España en el que se recogen los datos sobre las visitas e impacto económico del turismo enológico en nuestro país referidos al año 2018. En ello se extrae que la Ruta del Vino Cigales crece un 3,2% de visitantes en 2018 sumando en total 14.431 visitantes, según las estadísticas obtenidas de las bodegas adheridas así como de la Bodega-Aula de Interpretación (Museo del Vino) de Mucientes).
La Ruta del Vino Cigales sigue la tendencia ascendente en cuanto a número de visitantes y calidad de las bodegas de forma sostenible. En el año 2017 creció un 4% el número de visitantes mientras que el año pasado, 2018, ha crecido un 3,2%. La Bodega-Aula de Interpretación de Mucientes (Museo del Vino) también ha recibido un mayor número de visitantes.

En este nuevo informe destaca de manera especial el parámetro relativo al impacto económico, pues la cifra que se desprende del análisis de estos datos indica que el volumen de negocio producido solamente por las visitas a bodegas y museos del vino continúa ascendiendo, situándose ya en 80.967.646 euros, lo que supone un crecimiento del 20,5% respecto al año 2017. Esta cifra se calcula teniendo en cuenta dos factores: el precio de la visita estándar y el gasto medio por visitante en las bodegas y museos asociados a las Rutas del Vino de España. Durante 2018, el precio medio de la visita a bodegas aumentó hasta los 9,79 euros, igual que el gasto del visitante, que subió a los 19,98 euros de media. En los museos, aunque el precio medio descendió ligeramente (de 4,68 euros a 4,07 euros), también subió considerablemente el nivel de gasto, pasando a 7,24 euros (desde los 5,35 euros del año anterior). Estos datos constatan igualmente la madurez del sector, que tiende a ofrecer servicios más profesionales y de mayor valor. 

El crecimiento económico reflejado en este nuevo informe es todavía más significativo si tenemos en cuenta que durante el periodo de estudio (año 2018), dos Rutas salieron del club de producto Rutas del Vino de España, por lo que no se han contabilizado los datos referentes a las mismas. Estas rutas fueron Txakoli y Empordà, siendo esta última una de las que contaba con mayor afluencia turística. Al mismo tiempo, otras nuevas rutas se incorporaron al club a lo largo del todo el pasado año (Rioja Oriental, Arribes y La Mancha), aunque solo los datos recabados en una de ellas (Rioja Oriental) se han incluido en el informe. Así, el cómputo general en cuanto a los visitantes totales se ha visto reducido y, si en 2017 superaba los tres millones, en 2018 la cifra fue de 2.961.379.

El hecho de que el descenso sea achacable a la ausencia de las rutas apuntadas se constata al comprobar que, en realidad, prácticamente en todas las rutas del club ha habido un crecimiento de visitas (un 4,4% más respecto al año anterior, si extraemos del cómputo a las Rutas que han causado baja).

El informe, publicado y disponible en la web de Rutas del Vino de España (www.wineroutesofspain.com) también remarca que los datos aportados solamente corresponden a las actividades de visitas a bodegas y museos, y al gasto realizado en las tiendas de estos establecimientos, es decir, que no incluyen otros conceptos como catas especiales, alquiler de espacios, comidas y otros servicios ofertados desde bodegas y museos y que también generan una importante actividad económica.

Tampoco se incluyen datos relacionados con otros agentes y servicios que forman parte de las Rutas del Vino, como alojamientos, restaurantes, comercios o empresas de actividades. Teniendo todo ello en cuenta, la cifra total de negocio generada por el enoturismo en las Rutas del Vino de España sería (y es) muy superior y, aunque es difícil de cuantificar, se puede estimar que alcanzaría los 240 millones de euros. Jerez y Penedès siguen en cabeza El Informe sobre las Visitas a Bodegas y Museos de las Rutas del Vino de España muestra, igualmente, el número de visitantes en cada una de las que forman parte de la marca. Los datos reflejados en la nueva publicación corresponden a 26 rutas de las 30 que actualmente componen el club (algunas no se han considerado al haberse incorporado recientemente y no tener todavía histórico).

Como se apuntaba anteriormente, prácticamente en todas las rutas asociadas ha habido un aumento de visitantes. Las Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez y la Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme Penedès continúan ocupando los primeros puestos, con 582.351 y 441.467 visitantes respectivamente. Les siguen las Rutas del Vino de Ribera del Duero, Rioja Alta, Calatayud, Rioja Alavesa y Rías Baixas (donde se superan los 100.000 visitantes anuales) y Somontano, Utiel-Requena, Garnacha-Campo de Borja y Lleida (que perciben cifras entre los 50.000 y los 100.000 visitantes)

Como en la edición anterior, este informe presenta los datos relativos a las visitas en bodegas y museos de manera disgregada, lo que permite conocer los visitantes que genera cada tipo de servicio. También vuelve a mostrar unas tablas detalladas de los servicios y entidades que forman parte de las Rutas del Vino de España, y que permiten conocer de un vistazo la dimensión de la oferta enoturística de esta marca que se ha convertido en el referente del turismo del vino de nuestro país.

La vendimia gana, el otoño y la primavera vuelven a situarse como las épocas preferidas para practicar enoturismo, aunque el mes de agosto vuelve a ser (por segunda vez) uno de los meses de más afluencia en gran parte de las Rutas. Los meses de septiembre (315.684) y octubre (334.430) siguen los primeros en el ranking general, debido en gran parte a la atracción de la temporada de vendimia, cuando el visitante puede disfrutar de propuestas especiales que no se dan en otros momentos del año. El informe vuelve a incluir una comparativa por Rutas en cuanto al mejor y el peor mes de visitas, de donde se extrae que ese dato varia de una a otra, siendo octubre y agosto los que más movimiento generan.

En cuanto a lo que se refiere a la procedencia de los visitantes, el mercado nacional vuelve a estar muy por encima del internacional y, de hecho, presenta un crecimiento del 0,2%.

La información proporcionada por este informe y el resto de informes anteriores (el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España recoge datos desde el año 2008), permite analizar la evolución del enoturismo en nuestro país a través de la presentación de una información que se revela de gran interés y utilidad para todos los agentes que forman parte de las Rutas del Vino y de todo el sector turístico general. El informe completo de Visitas a Bodegas y Museos del Vino asociados a las Rutas del Vino de España 2018 se puede ver y descargar en su web a través de este link.

*Nota
Aunque el turismo del vino es mucho más que visitar bodegas, lo cierto es que en la mayor parte de los viajes y estancias en rutas del vino, siempre suele estar presente la visita a una o varias bodegas. En este sentido, uno de los principales indicadores de consumo de las Rutas del Vino es el número de visitantes que tienen estos establecimientos, por lo que para elaborar estos estudios, Rutas del Vino de España considera que el número de visitantes de bodegas y a museos del vino es directamente proporcional al número de turistas consumidores de una Ruta del Vino. El Observatorio Turístico de Rutas del Vino de España también estudia y pública anualmente los datos sobre la demanda del enoturismo en nuestro país y la caracterización de los enoturistas.

Sobre ACEVIN
La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) coordina y desarrolla la marca Rutas del Vino de España, un club de producto de turismo enológico respaldado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Secretaría de Estado de Turismo y TURESPAÑA. El club está formado actualmente por 30 destinos localizados por toda la geografía nacional; agrupa a más de 600 municipios y 2.000 empresas (600 de las cuales son bodegas) y recibe más de 3,2 millones de visitantes anuales. Las principales zonas vitivinícolas del país cuentan con Rutas del Vino formalmente constituidas, creadas con un modelo propio de calidad y agrupadas en torno al Club de Producto Rutas del Vino de España: Alicante, Arlanza, Arribes, Bullas, Calatayud, Campo de Cariñena, Cigales, El Bierzo Enoturismo, Enoturisme Penedès, Garnacha-Campo de Borja, Jumilla, La Mancha, Lleida-Costers del Segre, Marco de Jerez, Montilla-Moriles, Navarra, Rías Baixas, Ribera de Duero, Ribera del Guadiana, Rioja Alavesa, Rioja Alta, Rioja Oriental, Rueda, Serranía de Ronda, Sierra de Francia, Somontano, Toro, Utiel-Requena, Valedpeñas y Yecla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.